Archivo de tag difusión

May
28

Añade contenido de las redes sociales en el catálogo de la biblioteca

Hoy queremos compartir con todos vosotros una gran noticia, el lanzamiento de Social Media Discovery. Social Media Discovery es una herramienta desarrollada por GreenData que permite catalogar páginas web de forma cómoda y rápida desde el navegador, como un tweet, un vídeo de YouTube, una entrada de blog, una imagen de Flickr o cualquier otro recurso que se encuentre en la red.

Gracias a una interfaz amigable y mediante una extensión para el navegador, Social Media Discovery captura los metadatos de las páginas web, creando automáticamente los registros bibliográficos. Los catalogadores pueden añadir campos y modificar los datos introducidos de acuerdo a su criterio o al de su institución. Social Media Discovery es un servicio desarrollado para las bibliotecas que quieren ofrecer una experiencia más completa a sus usuarios, incorporando contenido de Internet y de las redes sociales a su catálogo. Gracias a los diferentes estándares de intercambio de registros bibliográficos, los registros de Social Media Discovery pueden cargarse en el catálogo o en la discovery tool de la biblioteca de forma totalmente automatizada.

Para hacer más eficiente la catalogación de documentos en Internet, además, Social Media Discovery permite gestionar los perfiles de los catalogadores en la aplicación. El servicio dispone de una opción para invitar a otros usuarios y permitir que utilicen la extensión para el navegador, con el objetivo de seleccionar recursos interesantes para la biblioteca.

Social Media Discovery es un servicio en modelo SaaS, desarrollado en la nube. Puede suscribirse desde hoy mismo y cuenta con una versión de demo totalmente gratuita, sin limitaciones, que permite probar todas sus funcionalidades.

Os animamos a visitar la página web de Social Media Discovery y probar la versión de demo.

Si queréis más información sobre el servicio no dudéis en contactar con nosotros.


Mar
07

Bibliotecas sin libros, ¿estamos preparados?

Las bibliotecas ya no serán esas fascinantes torres de libros, con estanterías atestadas desde la base hasta lo más alta y con metros y más metros de espacio recubiertos con tomos. Las bibliotecas del mañana se parecerán más a “una Apple Store”, como explican quienes están detrás del primer proyecto para una biblioteca sin libros (físicos) en Estados Unidos.

Bexar County, un condado del estado de Texas, se va a convertir en la primera localización de ese país en contar con una biblioteca 100% digital. La biblioteca sin libros se estrenará como prototipo en un edificio público ya existente de San Antonio y empezará a funcionar en otoño.

Los usuarios podrán tener acceso a libros electrónicos que podrán leer en el lugar o bien en sus domicilios en sus dispositivos.  “Ahora mismo, tecnología que puedas tocar, iPads, es lo que los niños quieren”, explica uno de los superintendentes del distrito escolar y una de las autoridades detrás del proyecto.

En el recinto habrá ordenadores para consultar las obras y los ciudadanos podrán llevarse a casa un lector de libros electrónicos prestado con los libros que quieran tener en un momento dado.

Al ser bienes electrónicos sin coste de almacenaje y al poder aprovechar espacios ya existentes (ya que en realidad no se necesita espacio para poner estanterías y archivos), las bibliotecas 100% electrónicas suponen un ahorro para las arcas públicas. Ello, además de las ventajas  de la inmediatez del envío y la entrega y la inserción de la posibilidad de lo interactivo en los libros.

Pero la idea, curiosamente, no es nueva. BiblioTech, tal como la han denominado, es el primer proyecto para crear una biblioteca digital completamente independiente pero en Arizona se intentó hace unos años con un pequeño establecimiento dependiente de las bibliotecas públicas de la ciudad de Tucson, en un área alejada del centro.  Al final los ciudadanos de la zona pidieron que se incluyeran copias de libros en papel.

¿Están los ciudadanos preparados para este cambio? Eso, desde nuestro punto de vista, depende de indicadores como edad, perfil, nivel educativo, etc. Pero la gran pregunta que nos toca contestar es ¿Estamos la bibliotecas preparadas para seguir ese camino? Por supuesto unas lo estáis más que otras. Pero tener claro cuál es el horizonte, hacia donde van las tendencias y necesidades del usuario, nos debe hacer reflexionar sobre la estrategia a seguir en el camino de la digitalización.

En este sentido en  GreenData,  trabajamos desde hace 18 años como aliados estratégicos en la gestión del conocimiento de las bibliotecas, centros de investigación y documentación. Hoy más que nunca, estamos comprometidos en ser una pieza clave en este cambio de paradigma, ayudando a nuestros clientes a alcanzar su máxima eficiencia a través de la tecnología pasando por el análisis y diagnóstico de necesidades que nos permiten adaptarnos a cada circunstancia y contexto particular para desarrollar y adaptar soluciones únicas para clientes únicos.


Mar
21

Publicidad contextual en la biblioteca

Un gran número de páginas web comerciales contienen publicidad contextual que aparece cuando hacemos una búsqueda o cuando estamos viendo una página determinada. La publicidad varía en función de lo que estamos buscando, adaptándose a nuestros gustos y necesidades del momento. De esta forma, no suele aparecer nunca publicidad de un tema que es totalmente ajeno a lo que estamos haciendo.

Google Adwords 

Mayoritariamente la publicidad se ha utilizado con finalidades comerciales, pero en otras ocasiones el objetivo ha sido difundir un producto cultural, un servicio público o una iniciativa. ¿Qué pasaría si pudiésemos poner publicidad en el OPAC de la biblioteca? Esta misma pregunta se han hecho algunas bibliotecas. El resultado es una aplicación para Primo (discovery tool de Ex Libris) que permite mostrar mensajes destacados en primer término, que varían según las palabras que ha buscado el usuario.

Un claro ejemplo de innovación dentro de las bibliotecas que no hay que pasar por alto.

Esta idea me ha hecho pensar en todos los beneficios que puede aportar la publicidad contextual a las bibliotecas. Es un método al que todos estamos acostumbrados, ya que lo vemos a diario en Google, Amazon, Twitter, Facebook o cualquier otro buscador de Internet. No supone una molestia visual y permite a los bibliotecarios potenciar los servicios que estén teniendo peor acogida.

Un ejemplo para demostrar su utilidad: pongamos por el caso que una biblioteca organiza un club de lectura de novela histórica. Podemos hacer que cuando se busquen determinadas palabras como “historia”, “historia del arte” o “novela histórica”, por citar algunas, aparezca un mensaje destacado publicitando el servicio: ¿Te interesa la novela histórica? Apúntate al nuevo club de lectura que organiza la biblioteca.

Primo mostrando publicidad contextual
El mismo sistema se puede utilizar para contestar preguntas frecuentes de los usuarios o para poner información sobre la biblioteca. Por ejemplo, cuando un usuario busca la palabra “horario”, podemos hacer aparecer el horario de apertura del centro. Cuando un usuario busca una disciplina científica, podemos publicitar la guía de lectura correspondiente. Si alguien busca la palabra “ayuda”, podemos enlazar con el formulario “Pregunte al bibliotecario” de nuestra página web.

Las posibilidades son muchas. Basta con dejar correr un poco la imaginación.

Lo que está claro es que inmersos en la era digital no podemos seguir difundiendo los servicios como lo hacíamos antes. Hay que buscar nuevos métodos, y este es uno de ellos.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies